AD_ATOPIC-DERMATITIS_SOLAR-SPORT_LARGE_2021

Eccema atópico y deporte

Tú o tus hijos tienen piel con tendencia atópica: la piel seca, las ronchas rojas y la comezón son una realidad cotidiana. Esta situación puede desaconsejar la realización de actividades deportivas, ya que la exposición al sol o al frío, o la sudoración, pueden empeorar los síntomas. Sin embargo, adoptando los hábitos correctos, puedes aprovechar todos los beneficios y convertirlos en un gran aliado para que te sientas mejor y pienses en otra cosa que no sea la comezón. A continuación, te indicamos algunas precauciones que debes tomar para poder participar sin preocupaciones.

  • Reducir los efectos irritantes de la transpiración:secarse regularmente con una toalla (y no con la camiseta si estás sudando), siempre sin frotar.
     
  • Beber mucha agua en forma frecuente.
     
  • Elegir bien la ropa:usar ropa de algodón, lo suficientemente holgada como para permitir la salida del sudor y, si es posible, con costuras externas para evitar las rozaduras. Lavarse bien sin suavizante después de cada sesión.
     
  • Lavarse inmediatamente después de la sesión:enjuagarse con agua dulce para evitar el contacto prolongado con agentes irritantes como el cloro o el sudor, y optar por un producto limpiador sin jabón y con pH fisiológico (¡no el del vestuario!). Secarse la piel y, si es posible, aplicarse un producto emoliente para el cuidado de la piel al salir de la ducha, para calmar la piel que pueda estar debilitada.
     
  • Protegerse del sol, así como de las temperaturas “extremas”: la piel con tendencia atópica debe protegerse aún más: aplicar una crema solar adecuada, sin perfume, cada dos horas y usar una gorra. También se deben evitar las actividades intensas al aire libre con temperaturas inferiores a -5 °C o superiores a 30 °C (sobre todo durante los picos de contaminación altamente alergénica), ya que estas diferencias de temperatura hacen que la piel sea muy frágil.
AD_WEBSITE_EXPERT-DOSSIER_DERMATO_M-AMBONATI_2021

Notas de los expertos

El ejercicio físico y el deporte son aliados en el cuidado de las afecciones cutáneas gracias a sus efectos positivos sobre el estado de ánimo y el bienestar, que ayudan a contrarrestar uno de los factores agravantes de las crisis de dermatitis atópica: el estrés.

Dr. Marco Ambonati, dermatólogo

  • Antes de meterte en el agua, aplica una crema aislante en todas las zonas afectadas por el eccema, que creará una película protectora, una barrera contra los agentes irritantes como el cloro o la sal.
     
  • Cuando salgas del agua, enjuágate rápidamente con agua limpia (durante unos minutos) y, luego, sécate con suavidad dando palmaditas con una toalla limpia. Consejo: opta por una toalla de microfibra, que es más suave para la piel sensible (¡y se seca muy rápido!).

¿Es desaconsejable utilizar un desodorante si se tiene eccema?

El sudor y el desodorante pueden causar irritación, especialmente los desodorantes antitranspirantes que contienen sales de aluminio no recomendadas para pieles sensibles. Así que es mejor evitar su uso, al menos antes de una sesión de ejercicio. Y, si prescindir del desodorante te parece inconcebible, opta por un desodorante sin alcohol y sin perfume, y aplícalo después del ejercicio y de la ducha.

AD_TAV_Terre d-Avoine_01012020

DERMALIBOUR+ BARRERA

Crema aislante

Esta crema protectora proporciona una protección duradera para la piel dañada por el cloro y la sal, así como para la irritación causada por el sudor. Su textura con efecto de “segunda piel” deja una película suave y protectora.

Crema aislante DERMALIBOUR+

DERMALIBOUR+ BARRERA
Back to top