AD_DERMATOLOGICAL-EXPERTISE_SKIN-CONSULTATION-ARMS-HANDS_LARGE_2021

Cuidado de la piel frágil e irritada

La piel frágil e irritada debe contar con un cuidado especial, debido a sus características y a que cuenta con una barrera cutánea debilitada, lo que la vuelve más vulnerable a diversos factores, provocando que se irrite con facilidad y que se desencadenen ciertos malestares.

En A-Derma, siendo líderes en productos dermatológicos con ingredientes naturales y expertos en el cuidado de pieles frágiles, te compartimos algunos consejos sobre cómo tratar y proteger una piel delicada.

¿Qué es la piel frágil?

La piel frágil es una realidad, en A-Derma la definimos como un tipo de piel vulnerable con una barrera debilitada y desequilibrada, pues tiende a ser más permeable, se sensibiliza más fácilmente, se irrita y provoca un profundo malestar tanto físico como psicológico.

Esto se debe principalmente a que su estructura se daña, provocando una pérdida de funcionamiento en la barrera cutánea (capa externa), por lo tanto, la piel frágil no cuenta con la capacidad de aislar agentes externos, como sustancias, irritantes, contaminantes, bacterias y microorganismos, facilitando su entrada.

Dichos factores desencadenan una serie de reacciones y que la piel delicada adopte características particulares, tales como enrojecimiento, apariencia frágil, parches, descamación, sequedad, cuperosis (problemas en los vasos sanguíneos del rostro), picazón, tirantez, hormigueo, sensación de calor y malestar.

¿Cuáles son las causas de la piel frágil?

Son múltiples los factores que pueden producir estas afectaciones en la barrera cutánea, no obstante, entre las diferentes causas que se vinculan a una piel delicada se encuentran:                   

 Causas externas:
●    Cambios de temperatura
●    Contaminación
●    Exposición constante al sol
●    Cosméticos
●    Cirugías
●    Detergentes
Causas internas:
●    Envejecimiento
●    Tratamientos médicos
●    Piel con tendencia acneica
●    Sustancias tóxicas
●    Ciertos alimentos
●    Intolerancia al gluten
●    Comidas con picante
●    Estrés
●    Cambios hormonales

AD_DERMALIBOUR-_CICA-CREAM_LIFESTYLE_2022 752x752

¿Cómo se trata la piel frágil e irritada?

Para tratar una piel delicada, se recomienda contar con una rutina completa, es decir, aplicar productos que están especialmente formulados, como lo es nuestra gama DERMALIBOUR+, que ayuda a restaurar y a proteger su barrera cutánea; además, es fundamental mantenerla bien hidratada, totalmente limpia y protegerla del sol.

Tipos de piel frágil

Existen 4 tipos de piel frágil, es importante conocerlos y acudir con un especialista para determinar un mejor diagnóstico e identificar cuál de ellas se padece; a continuación, te las compartimos:  

Piel frágil constitucional

Se vincula con la edad y se presenta en niños o personas mayores; también puede considerarse como constitucional de acuerdo a su localización, como en párpados, cuello, escote o frente.                  

Piel frágil ambiental

Es una piel normal que se debilita por circunstancias particulares, como el estrés, las emociones intensas o incluso los factores ambientales, como cambios de clima y la contaminación.

Piel frágil iatrogénica

Debilidad por tratamientos farmacológicos o quirúrgicos.

Piel frágil patológica

Se deriva de diferentes patologías, como la dermatitis atópica, la rosácea, la piel con tendencia acneica y reactiva, ya que se muestra menos resistencia a las agresiones.

AD_WEBSITE_APPLICATION_DERMALIBOUR_CICA-CREME_50ML_LIFESTYLE_2021 752x752
AD_DERMATOLOGICAL-EXPERTISE_SKIN-CONSULTATION-ARMS-HANDS_LARGE_2021

¿Tengo la piel frágil?

Tu piel es frágil si estos signos te resultan familiares: signos visibles de sequedad, enrojecimiento, descamación; y signos que puedes sentir como tirantez, hormigueo, picor. Estas manifestaciones pueden ser desencadenadas por factores externos temporales, como el calor, el frío, la contaminación, el viento o los cuidados o procedimientos médicos... pero también por afecciones de la piel o factores internos, como el estrés.

Didier Coustou, Dermatólogo

Nuestros expertos responden a tus preguntas

La piel de los bebés es inmadura. Ya que es más fina y está más deshidratada, con una película hidrolipídica incompleta y un PH neutro en lugar de ácido, es más vulnerable y permeable a los agresores externos.

Ambas cosas están unidas, ya que la dermatitis atópica es una afección vinculada a factores genéticos que se caracteriza por una barrera cutánea frágil y una disfunción inmunitaria, para ello se recomienda usar los productos de EXOMEGA, especialmente formulados para pieles con eccema atópico.

La piel con tendencia acneica puede ser signo de debilidad, pues se muestran síntomas como la sequedad extrema, la deshidratación, la descamación, la sensación de ardor y el hormigueo, factores que causan lesiones y que debilitan la barrera cutánea; a esto se le añade el efecto irritante y agresivo de los tratamientos dermatológicos.

Gama de productos DERMALIBOUR+: Diseñada para la piel frágil e irritada

Este conocimiento tan detallado de la fragilidad de la piel permite a A-Derma ofrecer soluciones específicas mediante la gama de productos DERMALIBOUR +, que se adapta a las necesidades particulares de una piel frágil y delicada, al mismo tiempo que la protege gracias a sus ingredientes a base de cobre y zinc.

Conoce nuestros diferentes productos de la gama DERMALIBOUR+

Crema barrera

DERMALIBOUR+ BARRIER

Crema barrera

Calma - Protege - Aisla

CICA-Crema reparadora

DERMALIBOUR+

CICA-Crema reparadora

Calma - Repara - Limpia

Volver al principio